Malta: cultura milenaria, aguas turquesas y otras leyendas del Mediterráneo

Malta: cultura milenaria, aguas turquesas y otras leyendas del Mediterráneo

La isla maltesa es un pequeño tesoro en medio del mediterráneo que en los últimos años se ha convertido en un destino especialmente popular por sus playas salvajes y su oferta de ocio; sin embargo, Malta también esconde una gran riqueza cultural, leyendas y otras maravillas.

Un poco de historia… y 3 Patrimonios de la Humanidad

Conocida como la tierra de la miel, del halcón maltés y de los caballeros templarios de la Orden de Malta, en este archipiélago también encontramos tres lugares proclamados Patrimonio de la Humanidad y que nos sirven para presentar la importancia de este conjunto de islas idílicas:

-La ciudad antigua de Valleta. Por su arquitectura arcillosa, su piedra anaranjada, sus  coloridas ventanas, sus calles empinadas y sus aceras escalonadas, el casco antiguo de la capital es admirado y reconocido a nivel mundial. ¿A quién no le gustaría perderse por estas calles de cuento con vistas al mar?

Además, La Valletta, con solo 1 kilómetro cuadrado, es la capital más pequeña de Europa. No es de extrañar si tenemos en cuenta que la isla de Malta apenas alcanza los 27 km de largo y 14 de ancho. Sorprende que una isla tan pequeña reúna tanta historia y tanta cultura, algo se explica por la importancia de la ubicación geográfica a lo largo de los siglos.

-El Hipogeo de Hal Saflieni. Es el único templo subterráneo prehistórico conocido. Tiene varias  plantas y, además de santuario, también era una necrópolis. Debido a sus características y al ser un yacimiento arqueológico único en el mundo, con el fin de preservar su estado de conservación, las visitas están restringidas a solo 80 personas al día.

-El Templo de megalíticos de Malta, ¡los más antiguos del mundo! Se trata de un conjunto de templos repartidos entre las islas de Malta y Gozo fechados entre el 5.000 y el 2.500 a.C. Ggantija, Hagar Qim, Mnajdra y Tarxien son los más famosos.

La cultura maltesa y la vida en las islas son más antiguas que las pirámides egipcias y que la Gran Muralla China. Una cultura milenaria, con más de 7.000 años de historia, que a lo largo de los siglos ha sido habitada y dominada por fenicios, griegos, romanos, españoles, franceses y británicos. De estos últimos, que pasaron más de 160 años en el archipiélago, se conservan las cabinas de teléfono rojas y el volante a la derecha, algo que sin duda sorprende a todos los visitantes. Y es que no en vano, junto con el maltés, el inglés es uno de los idiomas oficiales.

¿Y sus paisajes? Encuentra tu playa y enamórate de sus costas

Las islas de Malta, Gozo y Comino son las tres principales islas del archipiélago. Hay diferentes teorías que sostienen que las islas están conectadas a la actual Sicilia por un brazo de tierra, por lo que forman parte de Italia; y hay otras teorías que sostienen la leyenda de que Malta en realidad es la antigua ciudad hundida de la Atlántida.

Aunque el archipiélago no es conocido por tener ríos ni lagos, si lo es por sus maravillosas costas, plagadas de acantilados, calas, playas vírgenes, arenas blancas y un horizonte siempre azul hasta donde alcanza la vista.

Aunque tristemente ya no podremos disfrutar del arco sobre el mar de la Blue Window, uno de los lugares más fotografiados de Malta y que desapareció después de una fuerte tormenta en marzo de 2017, Malta aún guarda una larga lista de cuevas, acantilados y playas que merecen la pena ser conocidos.

En la isla de Malta

Malta es la isla más grande del archipiélago y entre sus muchas playas y bahías, es especialmente famosa la Golden Bay, situada en la parte más salvaje y exótica de la isla. Es una playa de arena fina y color dorada que se encuentra conectada a la bahía de Ghajn Tuffieha, igualmente sorprendente.

Si eres de los que disfrutas con las vistas del mar, no te puedes ir sin conocer la Blue Grotto (también conocida como Cueva Azul o That Il-Hnejja. Es uno de los lugares más llamativos de Malta y está formado por varias cuevas marinas situadas a los pies de diferentes acantilados. El azul de las aguas del mar se refleja en las paredes de la cueva y se crean preciosos juegos de luz en diferentes tonalidades.

Y otro imprescindible es Saint Peter’s Pool, una piscina natural sobre piedra blanca y aguas turquesas también conocida como Hofra Iz-Zghira (agujero pequeño) y muy cercana al pueblo pesquero de Marsaxlokk. También podríamos hablar de Paradise Bay, de Gnejna Bay y de Birzebbugia en diferentes partes de la isla.

En la isla de Gozo 

La Isla de Gozo es la segunda más grande del archipiélago y la que se encuentra más al norte y una de las paradas obligatorias en esta isla es la Cueva de Calipso, especialmente si te gusta la mitología griega. Las leyendas de la Odisea afirman que en esta gruta Ulises pasó 7 años junto a la ninfa Calypso antes de volver a casa. Desde ella, se observa una magnífica panorámica de Rambla Bay, la playa más larga de la isla.

En la isla de Comino

Comino es la isla más pequeña y destaca por ser un lugar muy tranquilo y muy poco poblado, lo que lo convierte en el lugar ideal para conectar con la naturaleza salvaje de la isla. Aunque es conocía por sus playas de arenas, la mayor parte de su costa son acantilados llenos de grutas y cuevas, donde destacan las Bahías de Santa María y de San Nicolás, con sus playas de aguas azul turquesa y sus fondos apreciados por los buceadores.

El otro gran tesoro de la isla de Comino es Blue Lagoon, una laguna azul desde la que se puede disfrutar de la riqueza del fondo marino donde hacer submarinismo y esnórquel es más que recomendable.

A todos estos paisajes debemos sumar la maravilla de clima. Este archipiélago mediterráneo es uno de los lugares más luminosos de Europa, con más de 3.000 horas de sol año. Desde abril a noviembre, Malta goza de temperaturas superiores a los 30 °C durante gran parte del año. Un paraíso mediterráneo donde apenas existe el invierno.

Otras curiosidades sobre Malta

Y por si no fuera suficiente, Malta sigue albergando un montón de leyendas, tradiciones y curiosidades que convierten a estas islas en un lugar único. Te contamos algunas de ellas para que termines de enamorarte de la isla.

  • Las fachadas de las iglesias tienen dos relojes para engañar al diablo. Marcan dos horas diferentes, una correcta, y la otra para despistar a los demonios.
  • Los ojos de Osiris en la proa de las embarcaciones del puerto de Marsaxlokk son amuletos contra la mala suerte. Según los fenicios, alejan a los malos espíritus y atraen a la buena suerte en alta mar.
  • Grandes películas de Hollywood han sido rodadas en Malta. Y no es de extrañar. Sus costas y playas son el escenario de películas como Troya, el Conde de Montecristo, Guerra Mundial Z, Gladiator y numerosas escenas de la serie Juego de Tronos. Incluso puede visitarse Popeye’s Village, el pueblo que fue construido para recrear la vida de este personaje de cómic.

Como ya hemos dicho, el inglés y el maltés son las dos lenguas oficiales de este país, por lo que estas islas del Mediterráneo, llenas de cultura, curiosidades e impresionantes parajes naturales, son el destino perfecto para practicar y mejorar la lengua de Shakespeare. 

Comparte este programa

Haznos un comentario

Los campos asterisco (*) son obligatorios.

Solicita información sin compromiso

Los precios incluyen el viaje en avión.

Campo requerido
Campo requerido
Campo requerido
Entrada no válida
Entrada no válida

Lee nuestras reglas de privacidad si deseas más información.